Los Orange Wines, brisados o naranjas son vinos blancos pero tienen algo de taninos. Son vinificados como los vinos tintos, es decir, se deja el mosto macerando con sus pieles de uva, tal y como se hace con los vinos tintos. De ahí que tengan un color más subido que los blancos a los que estamos más acostumbrados. Este contacto con las pieles hace que tengan un color más oscuro que los vinos blancos convencionales y de aquí reciben su nombre. Las tonalidades pueden variar mucho dependiendo del tiempo que dure la maceración, la variedad de uva utilizada y el estado de madurez, entre otras variables. El Orange Wine, no solo debe su nombre por su color, sino también por lo que notamos en boca, son vinos estructurados, tánicos, con volumen y ricos en sabores inesperados, lejos de los tópicos de la cata de un vino blanco, en boca se acercan más a un tinto. Son vinos con gran capacidad de envejecimiento en los que se suavizan los taninos.

Hoy en día están ligados con el movimiento de vinos naturales. La mayor representación de los orange wines la encontramos en productores de vino natural que buscan proteger sus vinos sin aditivos químicos, con pequeñas, mínimas dosis o sin sulfuroso añadido y fermentando con levaduras autóctonas, entre otras características. Tienen en común una vuelta al origen, a lo “natural”

Se pueden elaborar en todo tipo de recipientes pero es común encontrarlos elaborados en tinajas o ánforas. En esta vuelta a lo tradicional de la que hablábamos con los vinos naturales, movimiento al que se acercan, tiene unas características propias. Una de ellas es la elaboración en elementos ancestrales, como las tinajas o las ánforas, frente a las barricas de acero inoxidable.

Este tipo de vinificación se originó en el Cáucaso hace más de 6000 años. De 5000 a 6000 años atrás en Georgia el vino se producía en ánforas de 500 a 800 litros de arcilla o terracota. Estas ánforas eran llamadas kvevri y permanecían enterradas bajo la superficie. Allí fermentaban las uvas blancas y maceraban con piel y semillas, de una forma bastante más rudimentaria y primitiva que en la actualidad. También sin agregar levaduras: sin agregado de levaduras y sin más control de temperatura que el que ofrece el subsuelo.

Actualmente es una tendencia mundial.

Orange

back to top