SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Bodegas

D.O.

 Bodegas Luis Pérez

Bodegas Luis Pérez se ha consolidado en los últimos años como una de las bodegas más seguidas por el cada vez más amplio grupo de aficionados del mundo del vino. Se levanta plena de modernidad arquitectónica en un lugar privilegiado de las afueras del término municipal de Jerez de la Frontera, en la Hacienda Vistahermosa ubicada en el conocido como cerro del Pago del Corchuelo.

Fue en el año 2002 cuando esta familia encabezada por Luis Pérez, catedrático de Ciencias Químicas y gran experto en los vinos generosos del Marco de Jerez, decide poner en marcha este ambicioso proyecto con la plantación de un viñedo con variedades tintas con la idea de recuperar estos vinos en una zona que desde hacía más de un siglo atrás había apostado definitivamente por los vinos blancos y generosos dejando de lado su tradición tinta.


La bodega cuenta con 25 hectáreas de terreno de las que 14 se dedican al viñedo. Éste tiene una serie de particularidades que lo hacen único. Al estar situado en altura en un lugar privilegiado se encuentra a merced de los vientos provenientes del mar y de la campiña jerezana. Los suelos de arcillas calcáreas con margas yesíferas, únicos en esta zona, dotan al vino de una mineralidad muy notable. Y por último, se han seleccionado los mejores patrones de cada variedad plantada y se han conducido de la mejor manera para salvaguardar la ecología de la zona, una producción integral y garantizar una gran calidad en los vinos resultantes.


La bodega que elabora vinos que se insertan en la denominación Vinos de la Tierra de Cádiz tiene plantadas variedades tintas como Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Tintilla de Rota, Petit Verdot, Syrah y Merlot. Cada variedad es vendimiada manualmente en su mejor momento y seleccionada racimo a racimo para conseguir vinos muy estructurados y dotados de un tanino dulce que los hacen muy fáciles de beber.


En Bodegas Luis Pérez creen en que el vino se hace en el campo y la bodega debe servir para corregir los claros defectos que se puedan observar. No creen en la poda en verde ni en los aclareos de racimos sistemáticos. Apuestan por la baja producción y por preservar los aromas primarios que proceden del terruño. Vinifican por gravedad, realizan maceraciones cortas y le dan gran importancia a la crianza en madera para crear vinos de aspecto juvenil pero con mucho cuerpo y matices.


Cuestión aparte merece el nuevo proyecto que ha puesto en marcha Guillermo Pérez, el hijo del fundador de la bodega, el conocido como Willy Pérez, que además de ser el autor de los  vinos de la bodega familiar ha decidido aportar más valor añadido a la bodega jerezana elaborando un Fino y un Oloroso a la antigua usanza, esto es, sin fortificar. Y a fe que lo ha conseguido con su Fino La Barajuela 2013 y su Oloroso La Barajuela 2013. El primero es un Fino como los de antes, lleno de potencia y salinidad y el segundo es un vino experimental sin fortificar de pequeña producción que debe ser probado por los aficionados para entender como pudieron ser los Olorosos antiguos.


A que estáis esperando para probar estos vinos singulares que a nadie le dejan indiferente y que ya puedes comprar en Barcelonavinos.com. Son una apuesta segura.


    

Más

top