SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Bodegas

D.O.

 Isaac Cantalapiedra

Debemos de estar de enhorabuena los que nos consideramos aficionados y amantes de la más gloriosa de las bebidas ya que ha nacido una nueva estrella en la constelación vinícola española. Se llama Manuel Cantalapiedra, hijo y socio de Isaac Cantalapiedra que le ha enseñado casi todo lo que sabe y con el que colabora en la bodega familiar que dirigen en el término municipal de La Seca, municipio vallisoletano que se considera la capital espiritual de la D.O. Rueda

Ambos han mamado desde muy pequeños lo que rodea al mundo del vino desde que el patriarca de la familia, el abuelo Heliodoro, les enseñara todo lo que saben. Heliodoro aprendió todo en el campo desde que a los 15 años plantó su primera cepa. Ahí empezó todo lo que ha recomenzado ahora. Y más concretamente a finales del año 2014 cuando padre e hijo crearon la bodega. Extendieron sus dominios por 21 hectáreas de terrenos franco-arcillosos y franco-arenosos que contaban con el mejor ingrediente, el secreto, unos suelos con mucha presencia de cantos rodados que le dan el toque mágico para que sus vinos resistan a la perfección la no adición de sulfitos. Cuidado del medio ambiente y del terruño y filosofía orgánica y biodinámica son las señas de identidad de los Cantalapiedra. El resultado, vinos singulares y llenos de vida que te encantarán.


Manuel, aparte de este proyecto con su padre, ha emprendido otro en solitario con la elaboración de un par de vinos naturales que están haciendo las delicias de los pocos privilegiados que ya los han catado. Sus nombres son toda una declaración de intenciones sobre lo que pretende el vástago. Se trata de Mondo y Lirondo, vinos libres de sulfitos y que solamente expresan lo que el terruño y el clima les proporciona. Vinos singulares que darán mucho de qué hablar en el mundillo del vino y entre los aficionados.  


Manuel, además, ha aprendido a usar de maravilla la madera para que nunca prevalezca por encima de la fruta ya que considera que en Rueda se ha pagado un alto precio por dar al mercado los vinos artificiales que muchas veces quería el consumidor. Al consumidor hay que educarle, y se empieza por dar buenos y saludables vinos y eso intenta hacer Manuel inspirado por su padre y abuelo. En Barcelonavinos.com apostamos decididamente por este joven viticultor vallisoletano que va a revolucionar una zona que lo necesita. Ojalá se le sumen muchos adeptos. Nosotros ya brindamos con sus vinos.  


 

Más

top