Por exprimir las posibilidades de una zona o una variedad a límites impensables, por apostar por una viticultura racional y dar protagonismo al paisaje y por elaborar vinos que nos gustan y se alejan de los cánones establecidos. Por todo esto, y seguramente mucho más, comenzamos una sección que iremos ampliando cada mes.

Si dejas un comentario al realizar tu compra sobre qué te ha parecido, participarás en un sorteo del rompedor lote en cuestión.

Empezamos con dos vinos naturales que se salen de los moldes clásicos de sus respectivas zonas. Elaborados por enólogos de la nueva hornada, estos vinos de producción muy limitada nos impresionan por su honestidad.

 

Lirondo 2016

Manuel Cantalapiedra
La Seca (Valladolid)

Un vino natural que está llamado a ser una de las referencias de Rueda en los próximos años. Naturalidad sin ir unida a un postureo vacío. Su nombre es toda una declaración de intenciones sobre lo que pretende su creador, un vino libre de sulfitos que expresa lo que el terruño y el clima le proporciona.

Estupendo vino para los amantes de la variedad Verdejo y, sobre todo, para los que no se han enganchado aún a esta uva. Alucinarán. Date prisa que sólo quedan unas 600 botellas para toda España.

Maridaje: Ideal para acompañar carnes blancas, aves al horno, arroces camperos y quesos de mediana curación.

 

Albahra 2014

Envínate
Almansa (Albacete)

Una Garnacha Tintorera que elaboran los muchachos de Envínate en Almansa, cerca de Albacete. Un vino de trago largo que parece un tinto atlántico debido a su frescura nunca vista en esta zona.

Un vino de trago largo que parece un tinto atlántico debido a su frescura, nunca antes vista en la zona de Almansa.

Maridaje: Ideal para acompañar un pisto con huevo frito, chacinas y queso manchego de mediana curación.

Posts Relacionados